domingo, 19 de junio de 2011

EXPERIMENTO DE OERSTED




Estos instrumentos se componen de una aguja imantada, que a modo de brújula se orienta según el campo magnético terrestre y un circuito eléctrico por el que se puede hacer pasar corriente electrica y observar el efecto del paso de la corriente sobre la orientación de la aguja imantada.
Por tanto sirven para repetir las experiencias de Oersted sobre la desviación que sufre una aguja magnética situada en las proximidades de un conductor eléctrico, publicada en Copenhague el 21 de julio de 1820.
El experimento de Oersted puso por primera vez de manifiesto que existía una conexión entre los fenómenos eléctricos y magnéticos. La publicación de este trabajo causó inmediatamente sensación, dando lugar a muchas interrogantes y estimulando un gran número de investigaciones. A partir de esta experiencia pudo revelarse la verdadera naturaleza del magnetismo, cuyo origen debe situarse en el movimiento de cargas eléctricas. Tomando como punto de partida el experimento de Oersted, a fines de 1820 se conocían las primeras leyes cuantitativas de la electrodinámica y hacia 1826 Ampère ultimaba una teoría que permaneció durante casi 50 años, hasta la formulación de la teoría electromagnética por Maxwell.







Sofia Ontiveros Martínez 3ºA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada